PS Vita Videojuegos

Jugando en PS Vita: Toukiden Kiwami

A pesar de toda la popularidad de la que PS Vita ha gozado en Japón y en algunos países de Asia, a nivel global las ventas de la portátil de Sony no han ido nada bien y ello dio pie a que muchas sagas jamás se pasaran por la plataforma. Monster Hunter tuvo varias entregas para PSP que fueron bastante bien, pero en vistas de la aplastante superioridad numérica de 3DS la franquicia se mudó a las consolas de Nintendo.

Pero otras compañías vieron en estas ausencias una oportunidad, Vita tenía un mercado más reducido que 3DS pero era un mercado que estaba ahí, esperando a que alguien lo conquistara. Así, Bandai Namco y Koei Tecmo sacaron sus propios videojuegos de caza. La primera lo intentó con God Eater (cuya primera entrega salió para PSP) y Koei con Toukiden.

El estudio detrás de Toukiden no es más que Omega Force, conocidísimo por los numerosos mousous que han ido sacando con el paso de los años. Así, la interpretación de Monster Hunter por parte de Koei nos lleva al Japón feudal, amenazado por unas criaturas demoníacas llamadas “Oni”. Enfrentándose a los Oni tenemos a los Cazadores (Slayers), talentosos guerreros que portan poderosas armas y que se enfrentan a los Oni para defender las pocas aldeas que resisten ante el incesante ataque de estos monstruos que aparecieron después de un suceso que pasó a ser conocido como “El Despertar”.

La narrativa como parte fundamental del título

Una de las mayores diferencias entre Monster Hunter y Toukiden sin duda alguna es la historia: mientras que en la saga de Capcom la historia es algo anecdótico (o así lo era hasta la llegada de World), en Toukiden hay un claro enfoque hacia la narración, con un buen elenco de personajes que nos ayudarán en nuestras peligrosas misiones, cada uno con su historia y su arco argumental. La mayoría son clichés con patas pero en general se trata de personajes con los que no es muy difícil empatizar y que caen bien. Esto es gracias a las conversaciones que se darán al principio de las misiones, al final o entre ellas mientras paseamos por la aldea Utakata. Y más vale que os preparéis para leer, porque no solo estas conversaciones son abundantes y constantes, sino que tienen una cantidad de texto bastante mayor de lo que podría parecer en un primer momento.

Llevarse bien con los personajes no es algo trivial, afecta también al gameplay ya que si nos llevamos bien con un personaje podremos obtener diversos bonus de ataque o defensa, por lo que hablar con los personajes se vuelve algo más importante de lo que es en la mayoría de juegos del género.

La historia se divide en misiones obligatorias y misiones secundarias, pero todas ellas son muy similares entre sí y uno de los mayores problemas del título llega por ese sentido, no hay una gran cantidad de enemigos diferentes a derrotar y además muchos son calcos de otros por lo que a pesar de haber bastantes misiones muchas de ellas nos pedirán que derrotemos enemigos que ya hemos derrotado con anterioridad una y otra vez, solo que cada vez tendrán más resistencia y quitarán más vida, por lo que nos veremos obligados a adquirir nuevo equipo.

Los escenarios son otro problema, como en la saga Monster Hunter se tratan de pequeñas zonas conectadas entre sí y numeradas para que no nos perdamos. La cosa es que hay muy pocos escenarios y algunos son demasiado similares a otros, lo que hace que unido a la repetición de enemigos tengamos una sensación de déjà vu continua.

Combates satisfactorios y funcionales

Eso sí, estos dos detalles a veces se diluyen en el combate. Tenemos una buena cantidad de armas diferentes que escoger, cada una con su propio estilo y acciones únicas. Con los cuchillos por ejemplo haremos mucho daño a cambio de tener que estar pegados al enemigo, con la espada y la lanza podremos realizar a ataques más lentos pero también muy dañinos guardando un poco más las distancias y con el arco y el rifle podremos infligir daño menos elevado pero constante manteniendo las distancias. Cada arma es muy diferente de las demás y esto hace que en general el combate funcione y se sienta fresco y diferente cada vez que cambiamos de estilo, pero siempre con un esquema de control cómodo y fácil de memorizar.

Captura de la versión de PS4

Las armas y armaduras se pueden crear en la forja, donde además podremos mejorarlas e incluso convertirlas en otras de mayor rango. Para hacerlo necesitaremos materiales, que obtendremos derrotando enemigos y purificando sus partes seccionadas, que es la gran innovación de Toukiden dentro del género: para derrotar a los Oni debemos seccionar diversas partes de su cuerpo (generalmente extremidades y algunos elementos defensivos como conchas) y purificarlas. Tras seccionarle una parte a un Oni esta será sustituida por una extremidad espitirual, los únicos puntos débiles de las criaturas. Por lo tanto, nuestro objetivo nada más entablemos combate será seccionarle a nuestro enemigo alguna parte y a partir de ahí hacerle todo el daño posible.

Además, podemos ver tanto su resistencia, como su puntos de salud gracias a una visión especial. Las partes seccionables se verán resaltadas mientras la tendremos activada, sabiendo así a qué zonas debemos atacar, además de señalizar con colores (blanco, amarillo y rojo) cuánto nos falta para cortar esa parte del cuerpo del demonio.

Los combates en general funcionan y los Oni son duros de pelar, puede haber combates muy largos y la satisfacción cuando derrotas a uno tras una contienda de media hora está muy bien lograda.

Otro elemento que tenemos para mejorar las armas son los Mitamas, almas que nos darán diversos bonus en el combate y habilidades especiales de muy diverso tipo: para curarnos vida, para hacer más daño, rellenar nuestra barra de resistencia… Esto le da una capa de profundidad más y jugar con las combinaciones de las diferentes armas con los Mitamas es bastante interesante.

Captura de la versión de PS4

Una buena cantidad de contenido

A parte de las misiones que componen los capítulos de la historia, también nos encontramos con diferentes retos, como las Infinite Missions, las Special Investigation  y quizá lo más interesante, las Phases, en la que podremos jugar con colegas en local o por internet (a día de hoy los servidores de Vita siguen abiertos). Los servidores funcionan bien sin lag aparente, aunque ahora mismo están bastante desiertos así que más te vale quedar con gente que conozcas. Se podría decir que estamos ante un juego con una larguísima duración y bastante contenido, aunque debido a la repetición puede dar la sensación de que ese contenido se ha conseguido de forma artificial.

En el aspecto gráfico, Toukiden se ve bastante bien en PS Vita (plataforma en la que lo he jugado aunque también esté disponible en PS4 y Steam). A pesar de la poca inspiración que tienen los escenarios, los diseños de personajes y enemigos son otro cantar, derrochando imaginación y originalidad. Los modelos están bastante bien también y las animaciones son muy convincentes. Cada golpe es correspondido con animaciones bastante resultonas y que hacen que sientas que los golpes son de verdad, que tienen fuerza. La tasa de fps se suele mover en torno a los 30, pero sufre caídas en momentos de máxima exigencia. A pesar de ello el rendimiento es bueno y prácticamente nunca supondrán un problema.

La banda sonora en términos generales ambienta bien sin más, aunque tiene algunas piezas que sobresalen sobre las demás, como la de la pantalla de título. Las voces están íntegramente en japonés y son excepcionales, contando con actores y actrices con unas largas carreras a sus espaldas como Masumi Asano y otros con menor bagaje pero con mucho estilo como Haruka Terui, cosa que es de agradecer debido a las largas conversaciones de las que seremos testigos a lo largo del título.

Una magnífica alternativa a Monster Hunter

Toukiden Kiwami no solo es un juego de caza destinado a arañar un poco de ese público fan de los Monster Hunter, sino que arriesga en ciertos aspectos y lo hace genial, convirtiéndose en un título con mucha personalidad propia que puede dar pie a una saga con mucho futuro si Koei Tecmo decide darle continuidad más allá de la secuela que está en el mercado desde hace unos años.

Recomendado

A favor

  • Buen gameplay, con un buen puñado de armas diferentes.
  • Historia que pese a no ser muy compleja ni profunda, entretiene y logra captar interés.
  • La versión de Vita visualmente está bastante bien.
  • Cantidad de contenido: misiones principales, secundarias, phases…
  • Modo online que funciona bastante bien.

En contra

  • Poca variedad de escenarios.
  • Misiones que caen rápidamente en la monotonía.
  • Le hace falta un mayor elenco de enemigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *