PC PS Vita PS4 Smartphones Videojuegos Wii

Los videojuegos japoneses prohibidos

Vivimos en una época un poco extraña. En un mundo globalizado, conectado cada vez más gracias a los avances en los medios de transporte y de comunicación. A día de hoy es más fácil que nunca acceder a productos que se venden en cualquier parte del mundo desde nuestro sofá, es más fácil que nunca viajar a donde queramos… Y a pesar de ello las culturas chocan de manera continua.

De todos es sabido que en diversos países existen más o menos sensibilidad con ciertos temas: en occidente se suele ser más permisivo con la violencia que con temas sexuales y en oriente ocurre todo lo contrario, al menos si hablamos de productos de entretenimiento, y más concretamente de videojuegos. A continuación tenéis una serie de juegos cuya venta ha sido fulminantemente prohibida en muchos países occidentales y en alguno que otro asiático:

Omega Labyrinth Z

El primer juego de esta lista ha sido noticia durante las últimas semanas, y es que aunque ya se habría prohibido su comercialización en Alemania, Australia, Nueva Zelanda e Irlanda, a última hora también ha sido rechazado por el sistema de calificación por edades inglés. Lo que a efectos prácticos quiere decir que no se podrá poner a la venta de forma legal en Reino Unido.

El motivo por el que fue rechazado es el clásico en estos casos: durante el juego las protagonistas deberán avanzar en mazmorras e irán adquiriendo poder a la vez que el tamaño de sus pechos va aumentando. Por si fuera poco, son estudiantes de instituto (por lo tanto, menores de edad) y hay minijuegos de tocamientos y de excitación de las chicas.

La particularidad de este caso reside en que la empresa encargada de su localización al inglés ha sido PQube, que precisamente está afincada en Reino Unido. Es decir, una empresa de Reino Unido se encargará de vender un videojuego en Europa que está prohibido en su país. Qué cosas tiene la vida.

Valkyrie Drive: Bhikkhuni

Este caso no deja de resultarme curioso. Valkyrie Drive: Bhikkuni es un juego producido por Kenichiro Takaki, quien se hizo famoso por ser el productor del primer Senran Kagura. Es básicamente un clon del mismo, un juego de acción en el que chicas con mucha pechonalidad se pelean entre ellas a la vez que se van destrozando la ropa. La similitud entre Valkyrie Drive y Senran Kagura es visible en todos sus aspectos: en lo técnico, en la forma de contar la historia (a modo de VN), en las escenas de fanservice… Y aun así Senran Kagura no se ha prohibido en ningún sitio y Valkyrie Drive fue prohibido en Australia, Alemania, Irán, Pakistán y Emiratos Árabes.

Criminal Girls: Invite Only

En el año 2015 se publicó en occidente Criminal Girls: Invite Only para PS Vita (y más tarde llegaría a PC), una versión mejorada del Criminal Girls original lanzado para PSP en Japón en el año 2010. En este juego encarnamos a un joven que, sin comerlo ni beberlo, se ha convertido en un carcelero en el infierno. Allí, tendrá que mantener firme a siete chicas, quienes han cometido un pecado capital. Como con Omega Labyrinth, nos encontramos ante un dungeon crawler que fue prohibido, en este caso en Nueva Zelanda, debido a que incluía minijuegos en los que había que poner cachondas a las chicas. Ni siquiera la censura con la que nos llegó (en forma de niebla en dichos minijuegos que tapaban gran parte de las chicas) sirvió para que el servicio de calificaciones de videojuegos neozelandés le diera el visto bueno.

Gal*Gun: Double Peace

Otro juego que fue prohibido en Nueva Zelanda fue Gal*Gun: Double Peace. Se trata de un título que mezcla dos mecánicas que a simple vista parece que no pueden casar muy bien: shooter sobre raíles y novela visual. En él encarnamos a un estudiante que tiene serios problemas de amor, así que Cupido (o mejor dicho, un aspirante a Cupido) intenta arreglar la situación disparándole una flecha de amor, con tal mala suerte de que esta resulta ser de máximo poder, lo que se traduce en que todas las chicas del instituto se enamoran perdidamente de él y no dudarán un segundo en asaltarle en cuanto le ven. Así, la única forma que tendrá nuestro protagonista para avanzar será dispararle a sus compañeras de instituto con feromonas y así conseguir calmarlas. El motivo por el que fue prohibido fue porque supuestamente incitaba las conductas sexuales entre menores de edad.

Gal*Gun 2

La secuela de Gal*Gun se pondrá a la venta en occidente esta primavera y promete más de lo mismo. Hasta ahora se sabe que no ha pasado el corte por el sistema de calificaciones alemán, así que de momento en Alemania no se podrá vender (bastante curioso cuando el primero se puso a la venta allí sin ningún impedimento). Queda por saber cómo se porta el sistema de calificaciones neozelandés, que salvo sorpresa debería prohibirlo también.

Danganronpa V3

No todos los juegos de esta lista fueron prohibidos por temas sexuales. El caso de Danganronpa V3 fue algo inesperado: se prohibió su venta por desmembramientos de menores de edad. Esto podría causar polémica, o eso pensaron en Corea del Sur, así que optaron por no dejar que se vendiera.

MadWorld

MadWorld fue una rareza, una apuesta de Sega dirigida al público hardcore en una consola como Wii, que triunfó especialmente en el público casual. Sus altas dosis de violencia en blanco, negro y rojo hizo que fuera prohibido en Alemania. La obra de Platinum Games es sin duda uno de las joyas de la consola de Nintendo a pesar de no cosechar el éxito que Sega esperaba.

Fate/Grand Order y Azur Lane

Dos de los juegos más exitosos en Japón son Fate/Grand Order y Azur Lane. Ambos abrieron servidores en China y ambos corrieron la misma suerte: el gobierno chino los cerró debido a que el diseño de muchos personajes (que enseñan bastante cacho) podría ir en contra de la moral que los gobernantes consideran que la población debería tener. En el caso de Fate/Grand Order es más alarmante, ya que en un primer momento quitaron las ilustraciones de los personajes más polémicos, hicieron nuevas versiones en las que les tapaban bastante más carne y ni siquiera fue suficiente.

Senran Kagura Estival Versus y Twitch

La salida de Senran Kagura Estival Versus en PS4 abrió las puertas a que el juego fuera streameado por muchas personas (las anteriores entregas solo estaban disponibles en portátiles y no abundan los directos de ellas). Twitch prohibió en un primer momento las retransmisiones del juego por contener escenas que calificaron como sexuales en sus secciones de VN. Por suerte, unos meses después Twitch cambió de parecer y quitó la prohibición. Desde entonces se pueden hacer directos de cualquier juego de la saga sin mayores problemas.

Como podéis ver en la lista no figura ningún juego prohibido en España, y eso se lo debemos a sistema de calificaciones por edades PEGI, que no ha rechazado ningún titulo nipón de momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *